31 de octubre de 2013

Sorteo de día de muertos

Traemos los manteles blancos para festejar el maravilloso día de muertos, que en México es una fiesta preciosa, mi favorita después de la navidad.

Por ello quiero compartir esta Calavera que he hecho para animar este festejo.
Es cosa de corazón, no de experta, así que no la juzguen, sólo disfrútenla cuando la lean.

Y para animar más el festejo de los primeros días de noviembre, un sorteo especial: un ebook de la Mariantella.
Para participar tienen que contar una historia de miedo, terror, susto, espanto... Algo que les haya pasado o a alguien que conozcan.
La mejor historia se llevará el ebook de la Mariantella :D La jueza será la editora de Készlet, y dará a conocer el resultado a finales de mes (noviembre).

Y bien, he aquí la CALAVERITA DE ESTRELLA RUBILAR:

¡DISFRUTEN!



CALAVERA A LA MUERTE

Aquí, en esta tierra mágica y hermosa,
la gente llena de color y alegría,
lo que suele ser el final de una vida,
con la sabiduría de que es infinita,
la existencia de un alma purita.

Aquello que suele estar marcado por el gris y la tristeza,
la gente de México lo llena de grandeza.
La muerte no atormenta al mexicano,
que sabe que sus seres queridos siguen vivos en otro plano.

Es en estos días, de color y tradición,
cuando cada altar levantado hace la invitación,
a los muertitos que fueron nuestros amigos,
parientes y vecinos,
la familia que en tu corazón sigue contigo.

Cada mexicano saca su foto más bonita,
la que le recuerda a su gente querida,
todos se preparan para recibir a los amados,
que de otros rumbos vienen a visitarlos.

Sus platillos preferidos han cocinado,
y las flores de cempasúchil han arreglado,
todo para vestir de alegría las tumbas,
con velas, adornos y un poco de tequila,
para avivar al que todavía no se anima.

Alegría mexicanos,
no tristeza ni dolor,
que los muertos nos vienen,
a dar todo su amor.

Y aunque la crisis nos azote,
y el gobierno esté lleno de pendejos,
la calaca seguirá riendo,
porque ni siquiera ellos tienen fuero,
para librarse del infierno.

Y para el mexicano sencillo, el cielo,
alegría y mucho festejo,
que al bueno recompensa llegará,
y mostrando todos los dientes,
con la calaca se estará riendo,
cuando el culo de los políticos,
en brasas ardientes se esté cociendo.
Estrella Rubilar