16 de septiembre de 2011

RESPETO POR LOS NIÑOS CON AUTISMO


Este es un mensaje de protesta.
Protesto contra toda esa gente idiota que con la que a veces los padres de un niño especial nos tenemos que topar, ya sea en la calle o en los consultorios o en cualquier parte.
Y lo que les exijo es respeto.
Yo soy madre de una niña especial.
Y como madre de una niña especial, les tengo que decir que el mundo puede ser a veces, muchas veces en realidad, más complicado que lo mayoría de las personas conoce, en especial aquellos que tienen hijos “normales” o que no tienen hijos.
Es difícil en muchas ocasiones hacer cosas que para otros serían sencillas, entre esas algo tan cotidiano como ir al supermercado.
Y es justamente de una mala experiencia vivida en uno de ellos de lo que quiero hablar.
Nosotros vamos a Walmart. Digo el nombre para dar a conocer que este súper tiene cajas especiales para gente con capacidades diferentes, cosa de la que la mayoría de los otros establecimientos carece. Y aunque parezca poca cosa, a veces, esta sencilla ayuda que prestan algunos establecimientos para personas como nosotros, puede marcar una gran diferencia entre una compra exitosa y terminar en una crisis terrible, con una pataleta, que vista por fuera, bien podría parecer una escena de una película de terror.
Tenemos derecho a usar estas cajas. Lo aclaro, por si alguno tiene duda. Capacidades diferentes quiere decir que, obviamente pueden pagar personas con trastornos como el autismo, como también mujeres embarazadas, adultos de la tercera edad, y como dice el nombre, gente con capacidades diferentes.
Cabe decir que yo me enteré que podía usar estas cajas por el Teletón, pues nos hicieron saber que son una ayuda para padres como nosotros, que tenemos que lidiar con niños que muchas veces no tienen paciencia para esperar las largas colas para una caja. Y no es que sean berrinchudos o mal educados o que no sepan esperar, es que sencillamente no pueden aguantar esperar las largas filas, y entran en una crisis que resulta tan estresante para ellos, como para los padres, como para las demás personas que intentan pagar. Al final se vuelve un infierno para todos, en especial para el pobre niño que nada de culpa tiene y no entiende por qué lo someten a la tortura de tener que esperar.
Desde entonces, cada vez que vamos con mi hija especial al supermercado, pagamos cuando es posible en esta caja (ya que exista la caja, porque no en todos los súpers hay, o esté abierta).
Pero esta noche nos tocó una de esas personas que por alguna razón se creen que son los dueños del supermercado, y que no sólo te cuestionan qué haces en esa caja (para aquellos que no sepan, los niños con autismo lucen exactamente igual como cualquier otro), si no que el muy imbécil, porque no hay otra palabra para llamarlo, se puso a ordenarnos que no debíamos pagar allí. No sólo nos insultó, si no que nos llamó mentirosos, nos dijo que nuestra hija con autismo no era autista, y para colmo atacó a mi marido diciéndole que él era el culpable de la discapacidad de mi hija.
No tengo que decir por dónde le grité que se metiera sus palabras porque soy una dama, pero lo que sí quiero decir es que personas como ese imbécil no tienen cabida en este mundo, donde gente con niños especiales tratamos de salir adelante día a día ya con bastantes dificultades para que vengan especímenes como este tipo a dárselas de sabelotodo y todavía a insultar a familias y niños inocentes que no pueden defenderse por sí mismos.
Por supuesto que mi hija tiene madre y padre para defenderla, ¿pero qué será del día en el que ella tenga que salir al mundo sola? Gente como este patán hay en todas partes, y aunque en mi imaginación puede que lo aplaste como a una mosca una y otra vez, la realidad es que ese imbécil sigue allí afuera, y como él hay tantos que intentarán desmoralizar la integridad de personas que luchan día a día por mejorar, por salir adelante, por cambiar un poco para mejor el mundo. Y es contra esta clase de maldad contra la que tenemos que enfrentarnos día a día, y ponerles un freno. Es por combatir esta clase de ignorancia por lo que muchos luchamos para dar a conocer el autismo, porque no sólo basta con decir ve la película After Thomas para que entiendas lo que es vivir con un niño con autismo, es tener respeto, para empezar, por los otros, que creo que es lo que más falta nos hace en esta sociedad, cada día más decadente, respeto por la gente diferente, respeto por la gente con autismo y por sus familias que luchan cada día por salir adelante, y por todos aquellas familias con un integrante especial en ellas, que viven día a día una realidad que muchos ni siquiera se imaginan, y que un acto tan sencillo, como el pagar en una caja un poco más rápida, puede significar la diferencia radical entre tener una salida exitosa a convertirse en todo un desastre. Hubo tantas veces en los que debimos salir del supermercado sin haber podido comprar una sola cosa, porque mi hija tuvo una crisis. Los niños con autismo son extremadamente sensibles, cambiar sólo de una habitación a otra, hacerlos esperar mientras eliges los productos o esperar en una fila de caja puede desencadenar una crisis terrible que no logras parar a veces en horas. Pero eso la gente no lo sabe, no sabe lo mucho que una simple caja rápida te puede ayudar, cómo puede ayudarte de manera significativa a hacer una cosa necesaria, como las compras del súper, que para otros es una simple rutina.
Necesitamos respeto en este mundo, mucho respeto.
La gente como este tipo no pueden ganar.
Por favor, den a conocer la causa del autismo, tengan respeto por otros, y si se llegan a enfrentar a una situación de injusticia, defiendan al que no puede defenderse por sí mismo. Es lo justo. Y no sólo la persona a la que defiendas te lo agradecerá, también sus padres y familiares que tal vez no pudieron estar allí para defenderlo, y como dice el dicho, hoy por ti mañana por mí, el autismo es algo que se está extendiendo de manera increíble entre la gente, cada vez hay más niños con autismo, y nunca se sabe a quién le puede tocar…
¡¡¡RESPETO Y ACEPTACIÓN POR NUESTROS NIÑOS CON AUTISMO!!!