16 de mayo de 2011

Hubo una vez, no hace mucho tiempo,




Hubo una vez, no hace mucho tiempo,

Una querida amiga que fue un ángel en mi vida. Era perfecta en todos los sentidos, tierna, cariñosa, juguetona y la más tierna y amable compañera. No le importaba escuchar tristezas o alegrías, ella siempre prestaba oídos para lo que tuviera que decir, y si los tiempos se volvían difíciles, ella buscaba la manera de estar allí…

Te extrañaré por siempre, te recordaré por siempre, y más que nada, te querré por siempre.

Con tu partida, has dejado un hueco muy grande en nuestros corazones, pero pesa más la alegría que compartiste cada día que tuvimos la gracia de tenerte a nuestro lado, porque sé que preferirías que te recordáramos con risas, y no con lágrimas, intentaré honrar cada día tu recuerdo, mi dulce y querida amiga…

Te querremos por siempre, Kyra.


2 comentarios:

andii* dijo...

</3
triste... pero hermoso :D
cuidate

Estrella Rubilar dijo...

Gracias Andii!!! Un besito!!!