11 de abril de 2011

3... 2... 1... ¡Comenzamos...!

Hubo una vez una niñita traviesa llena de imaginación y un corazón muy grande dotado de la capacidad de escuchar… 

Un día esta niñita conoció a un árbol y se hizo amiga de él. Sentada bajo su sombra o trepada entre sus ramas, aprendió a quererlo, respetarlo y, con el tiempo, escuchar las cientos de historias que vivían con él, historias que permanecieron dando vueltas en su cabeza, listas para contar cuando el mundo estuviera listo para escuchar. Palabras llenas de sabiduría que nadie se había detenido a escuchar antes, palabras que ese hermoso y sabio árbol quería compartir con el mundo.

Esa niñita puso las palabras del árbol en dibujos, con la esperanza en su corazón de un día de llegar a dar a conocer todos esos bellísimos relatos. Historias provenientes del universo mismo, que están allí, vagando a nuestro alrededor en forma de susurros que nadie se detiene a oír, listas para ser escuchadas por quien esté dispuesto.

Esa fue la enseñanza del árbol, la enseñanza que la pequeña niña llevó grabada en su corazón hasta el último de sus días…

Esa niñita se convirtió en mujer, y sus dibujos se convirtieron en palabras, y su cuaderno en un teclado. Lo único que no cambió en ella fue su capacidad de escuchar los susurros que viajan con el mismo viento entre las hojas de los árboles, contando esas maravillosas historias que colman de gozo a su corazón al escucharlas.

Palabras que habitan a nuestro alrededor, los susurros del viento colmados de palabras de todos los seres del universo, de todos los tiempos, de todos los mundos, de todos los idiomas…

Sólo algunas llegarán a ser escuchadas.

Sólo algunas de esas pocas llegarán a ser escritas.

Y mucho menos de esas historias escritas, llegarán a ser leídas…

He aquí un rinconcito con sólo algunos de los infinitos susurros del universo…
Estrella 


Hola queridas amigas y amigos lectores,

Hoy, lunes, es el primer día en el que oficialmente comenzamos este blog.

Espero que les guste y me vayan siguiendo, recuerden dejar sus comentarios (de ser positivos mucho mejor, jaja). Iré escribiendo algunos mensajes periódicamente, y una vez a la semana, cada viernes para ser exactos, como lo había prometido, iré subiendo un capítulo de una de mis novelas, ¿cuál…? ¡Es una sorpresa!

¡Este viernes les diré cuál será, así que estén atentas!

Sin embargo, para que no tengan que esperar con impaciencia (si es que por algún motivo se llegaron a sentir impacientes, jaja), les iré compartiendo día a día unas palabritas… Un adelanto del regalo que les espera, porque ya saben que esta novela es para ustedes con mucho cariño de parte mía, porque ustedes han sido lindísimas conmigo y han estado allí echándome porras en las buenas y en las malas. Así pues, esta va por ustedes, queridas amigas  : )

Y ya saben, si quieren compartir algo, tienen alguna duda o lo que sea, escríbanme al blog y yo intentaré ponerme en contacto con ustedes lo antes posible.

Les mando un abrazo con todo cariño, y espero tenerlas muy al pendientes del blog cada viernes (y si gustan cada día, mucho mejor, jaja).
Estrella

1 comentario:

Madrinita dijo...

Aqui estoy, siguiendo tus lineas que me llevan a relajar y me transportan a un lugar de calma. me encanta!!!! te adoro